lunes, diciembre 04, 2006

El Ciclo de Vida de las Imágenes DICOM

En este artículo vamos a tratar uno de los aspectos más importantes dentro del mundo de la imagen digital: el ciclo de vida de las imágenes o los estados por los que pasa una imagen. La definición de este ciclo de vida determinará la configuración de nuestro sistema de almacenamiento de imágenes y la distribución de los volúmenes de información. Una mala elección o poca previsión a la hora de estudiar este aspecto puede llevar a un mal PACS o a un PACS poco escalable y adaptable a las necesidades (un mal PACS). Este tema es uno de los más abstractos y filosóficos del mundo de la imagen digital y no se le suele prestar demasiada atención. Esta es la razón por la que muchas soluciones de almacenamiento de imágenes médicas fracasan en determinadas circunstancias (por supuesto, existan otras causas).

¿Por qué es importante estudiar el ciclo de vida de las imágenes? Precisamente por lo que hemos comentado. A la hora de diseñar un sistema de almacenamiento de las imágenes, la adaptabilidad y escalabilidad de las soluciones es fundamental. No podemos realizar soluciones que respondan perfectamente a un cliente o a una arquitectura específica pero que luego no se puedan llevar a otros sitios. Cada cliente tendrá unas necesidades de tiempos de almacenamiento, criterios de almacenamiento, procesos de recuperación offline, envíos remotos distintos, por lo tanto, nuestra solución debe ser perfectamente adaptable en este sentido.

Estados de una Imagen
Típicamente, el ciclo de vida de una imagen se compone de las siguientes fases:
























1. La imagen entra en el sistema enviada por una modalidad y pasa al almacenamiento "Corto Plazo". Este puede ser una serie de volúmenes, discos, ubicaciones varias donde se alojan aquellas imágenes que más van a ser demandadas por los usuarios. En este estado, las imágenes se suelen enviar a aquellas ubicaciones remotas que precisen de autorouting o prefetching.

2. Según las políticas tomadas (tiempo de caducidad de las imágenes, espacio en los volúmenes, prioridad de estudios y/o zonas de exposición, médicos solicitantes, etc.) las imágenes se llevan al almacenamiento "Medio Plazo" y se eliminan del "Corto Plazo", dejando espacio a las nuevas imágenes. En este almacenamiento, la demanda por parte de los usuarios es mucho menor y la capacidad del mismo es mayor. En el momento en que un usuario demande una imagen de este almacenamiento, se moverá al "Corto Plazo" de nuevo.

3. Según las políticas establecidas para el almacenamiento "Medio Plazo", las imágenes se moverán al "Largo Plazo" y se quitarán del "Medio Plazo". En este almacenamiento suelen estar años y son almacenamientos muy fiables donde prima la seguridad sobre la velocidad.

4. Finalmente, las imágenes son llevadas a dispositivos de almacenamiento offline (librerías de cintas, librerías de DVDs, etc) donde permanecerán mínimo los 10 años que prescribe la ley en España.

Hay ciertas consideraciones a tener en cuenta en este ciclo de vida:

1. En cualquier momento, las imágenes pueden volver al "Corto Plazo" pero con políticas diferentes. Una típica política es mantener las imágenes recuperadas x días en el corto plazo y luego eliminarlas.

2. Cuando una imagen llega, se suelen realizar las copias a los diferentes almacenamientos en ese momento, por lo que luego sólo hay que eliminarlas. Esto permite tener varias copias de la misma imagen en diferentes ubicaciones dando seguridad a la solución.

3. Los diferentes almacenamientos suelen estar en ubicaciones físicas distantes entre sí, siendo muy típica la configuración jerárquica de almacenamientos, estando el corto en una ubicación, el medio en otra, y el largo y el offline en otra.

El esquema de los almacenamientos sería el siguiente:



















En el esquema, la gestión de las imágenes se realiza en un entorno jerárquico. Las imágenes nunca se eliminan del almacenamiento offline y nunca se elimina una imagen sin tener la seguridad de que existen más copias en otra ubicación. Los motores de decisión se encargarán de gestionar la vida de las imágenes, eliminándolas cuando corresponda, enviándolas a las ubicaciones requeridas y gestionando sus parámetros.

Aunque en este artículo hemos hablado de almacenamientos Corto, Medio, Largo y Offline, se ha hecho por mantener la nomenclatura tradicional. Las ubicaciones o almacenamientos en los que se guarden las imágenes deben poder ser configurables en el PACS, pudiendo ser cuantos quiera el cliente. Por lo tanto las políticas deben también ser configurables y permitir un control completo sobre el ciclo de vida de la imagen.

Lo importante de este artículo es remarcar que los sistemas tradicionales basados en funcionalidades rígidas no sirven en el mercado actual, siendo necesario un control completo de los estados por los que pasa la imagen y para cambiarlo en cualquier momento.

Espero que esta serie de artículos os sigan gustando y siendo útiles.

1 comentario:

Juan Lucas dijo...

Aún no he tenido tiempo de leérmelos todos pero los que he visto me han encantado, completos y formativos. Por mi parte voy a recomendar a todo el mundo del sector el blog.Ánimo, seguid así.